in

En honor al Black Metal quemó tres iglesias y fue condenado a 25 años de prisión

Se trata de un fanático del black metal que en 2019 provocó los incendios de tres iglesias bautistas, dejándolas completamente destruidas.

El hecho ocurrió en el estado de Luisiana, Estados Unidos, el año pasado y la sentencia fue publicada el pasado lunes 2 de noviembre. Su protagonista es Holden Matthews y se declaró culpable de prender fuego intencionalmente a la Iglesia Bautista de Santa María (el 26 de marzo), la Iglesia Bautista de Unión Mayor (el 2 de abril) y la Iglesia Bautista de Mount Pleasant (el 4 de abril).

El hombre de 23 años es fanático del Black Metal, subgénero extremo del heavy metal, surgido a mediados de los años ochenta, que nace como expresión musical de los movimientos anticristianos. Se caracteriza por sus letras con tintes satánicos. El músico ahora deberá pasar 25 años de su vida en prisión y se le ordenó pagar más de $2.66 millones en restitución a las iglesias.

De todas formas, en su declaración ante el tribunal judicial, Matthews lucía un tanto orgulloso de lo ocurrido; confesó que su objetivo principal era elevar su perfil como músico y entonces buscó inspiración en los crímenes de quema de iglesias ocurridos en Noruega durante los años 90 e impulsados por músicos de Black Metal de la época.

Además, admitió haber filmado, sacado fotografías y transmitido en vivo la incineración de las dos primeras iglesias para aumentar credibilidad entre la comunidad.

Slipknot anuncia su gira 2021 por Sudamérica

El Chavo del 8 Metalero: «A la mujer la tenés que respetar»