Linkin Park: El significado detrás del video de “In The End”

El videoclip de esta canción revela datos importantes sobre la función “sanadora” de las canciones de Linkin Park.

“In The End” de Linkin Park es una canción que logró mantenerse viva durante más de 20 años convirtiéndose en un himno indiscutido de una de las bandas más emblemáticas del metal a escala global.

Este tema cargado de historia y que revuelve recuerdos hermosos de una época dorada para muchos amantes del rock, se incluyó en uno de los discos más distintivos y espectaculares de Linkin Park, hablamos claramente de Hybrid Theory, lanzado en el 2000.

El potencial de “In The End” se descubrió tras ser elegido como el cuarto y último sencillo de este discazo, adelante de “One Step Closer”, “Crawling” y “Papercut”. Se lanzó con un videoclip tan maravilloso y memorable que logró instalar a Linkin Park como una de las bandas del momento de esa época en todo el mundo.

Nathan “Karma” Cox y Joe Hahn volcaron toda su magia para dirigir este videoclip que se convirtió en uno de los preferidos de MTV, es más, es uno de los videos con más rotación en la historia de ese canal de televisión.

En cada final siempre hay un nuevo renacer

En una entrevista con MTV en el año 2002, Cox cuenta que la idea surrealista de las ballenas volando en medio del desierto árido es porque cuando uno ve a las ballenas las relaciona automáticamente con el agua y ese es el mensaje que quiso dar intencionalmente. Que los fans de Linkin Park se den cuenta de que hasta en los momentos más difíciles y desolados siempre habrá otra oportunidad que nos da la vida para sobrevivir y salir adelante.

VER MÁS:  Metallica se anima a romper el tabú del "suicidio" en su nueva canción "Screaming Suicide"

Lo intenté tan duro y llegué tan lejos
Pero al final, ni siquiera importa
Tuve que caer para perderlo todo

(Fragmento de la letra de “In The End”)


Escena del videoclip de “In The End” de Linkin Park

Con respecto a las raíces que surgen del suelo seco y resquebrajado cuando aparece Mike Shinoda en escena se relacionan directamente con el artista Alphonse Mucha, quien ayudó a dar forma a la estética del “Art Nouveau” francés a fines del siglo XIX y principios del XX.

Las raíces que nacen del suelo árido queriendo atrapar a Shinoda y que luego desaparecen transformándose en polvo, creadas digitalmente por el talentoso diseñador Patrick Tatopoulos, significan que siempre tenemos que avanzar y dejar atrás algunos recuerdos que nos hacen mal para poder crecer sin nada que nos ate a pensamientos oscuros.

Escena del videoclip de “In The End” de Linkin Park

Y todo esto no es casualidad porque según el experimentado periodista Steve Baltin en su último libro titulado Anthems We Love29 Iconic Artists on the Hit Songs That Shaped Our Lives (2022) nos cuenta sobre las canciones que de alguna forma u otra salvaron miles de vidas.

Para Baltin quien en muchas oportunidades habló con Chester Bennington, “In The End” generó una conexión emocional con los fans de Linkin Park muy difícil de igualar.

El 27 de octubre de 2017, los cinco miembros restantes de la banda se reunieron con una amplia gama de invitados especiales, desde Alanis Morissette hasta miembros de Korn y System Of A Down, para rendir homenaje a Bennington en el Hollywood Bowl. Pero cuando fue el turno de interpretar “In The End”, no se presentó a ningún músico invitado para cantar esta emotiva canción. LP dejó que el público, sus enérgicos fans vuelquen en cada una de sus palabras lo que verdaderamente significa esta canción para ellos. Un sentimiento puro y verdadero que se manifestó para demostrar que este himno ya no le pertenece a Linkin Park, sino a sus fieles seguidores.

Escena del videoclip de “In The End” de Linkin Park

Tras la tremenda sequía que parece llevarse puesto todo por encima, el videoclip nos muestra como finalmente llega la lluvia para calmar y limpiar lo que antes parecía el fin de los tiempos porque en cada final siempre hay un nuevo renacer.

VER MÁS:  Nirvana: Los datos más curiosos sobre la vida del legendario Kurt Cobain