in

«Té para tres» de Soda Stereo: cómo Gustavo Cerati transformó su dolor en arte

La historia de cómo Gustavo Cerati hizo para transformar su dolor en una de las baladas más emotivas de Soda Stereo: «Té para tres».

La música es un canal por excelencia para transmitir emociones, y esto es especialmente cierto en el caso de «Té para tres», una de las canciones más emotivas de Soda Stereo. Escrita por el gran Gustavo Cerati, esta canción es un testimonio de su dolor y sufrimiento en un momento crucial de su vida.

La historia detrás de esta balada emblemática del rock en español es realmente conmovedora. La letra hace referencia a una reunión que Gustavo mantuvo con sus padres, Juan José Cerati y Lilian Clark. Esta pieza musical está incluida en el álbum Canción Animal, lanzado en 1990, uno de los discos más emblemáticos de Soda Stereo.

La historia real y significado de «Té para tres» de Soda Stereo

Al principio, muchos seguidores de la banda pensaron que se trataba de una canción de amor y engaños en la vida de Gustavo Cerati. Sin embargo, fue su madre quien relató el trasfondo de este tema en un documental de National Geographic Latinoamérica.


La historia tuvo lugar en la casa de los padres de Cerati en una tarde lluviosa. Lilian había preparado té para los tres, y el encuentro tuvo como objetivo conocer las novedades sobre unos estudios que su esposo había realizado para saber si el tumor que los médicos le habían encontrado era benigno o maligno. Juan José puso los análisis sobre la mesa y comunicó a su familia la noticia menos esperada: el resultado era cáncer terminal.

VER MÁS:  ¿El Cosquín Rock 2024 se suspende por lluvia?

En ese momento, Lilian se quebró emocionalmente y abrazó a su marido con fuerza, mientras que Gustavo, en silencio y shockeado, miraba sin entender lo que estaba sucediendo. Esta experiencia marcó profundamente a Gustavo, y se convirtió en la fuente de inspiración que le dio origen a «Té para tres».

No es la historia que algunos se suponen que es, de algún amor frustrado por ahí y la tercera en discordia.

Lilian Clark en el documental de National Geographic
Gustavo Cerati junto a su madre y su padre.

Así fue como todo cambió y aquel silencio perturbador de Gustavo Cerati se convirtió en música. Juan José Cerati luchó contra esa cruel enfermedad durante dos años y finalmente murió el 3 de Enero de 1992.

Esta canción es un ejemplo de cómo la música puede ayudarnos a transformar el dolor y el sufrimiento en arte. Gustavo Cerati logró canalizar su dolor a través de esta canción, convirtiéndola en una de las más conmovedoras y emotivas de la música latinoamericana. La música de «Té para tres» sigue tocando los corazones de las personas, y seguirá haciéndolo por generaciones.

VER MÁS:  Tracy Chapman: explorando el significado detrás de "Fast Car"

Las tazas sobre el mantel
La lluvia derramada
Un poco de miel, un poco de miel
No basta

El eclipse no fue parcial
Y cegó nuestras miradas
Te vi que llorabas, te vi que llorabas
Por él

Un sorbo de distracción
Buscando descifrarnos
No hay nada mejor, no hay nada mejor
Que casa…

Redes Sociales de GAR (Gusto a Rock):