in

La mujer que marcó la vida de Gustavo Cerati: Cecilia Amenábar

Descubre quién es Cecilia Amenábar y cómo influyó en la carrera musical de Gustavo Cerati.

Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar se conocieron en 1989 en una conferencia de prensa. Ella tenía 17 años, estaba en su época de rebeldía con todo su esplendor, le encantaba organizar fiestas de glam-rock y eventos vinculados al arte en su natal Santiago de Chile. Opuestamente, también cantaba en el coro de un colegio católico.

Por su parte, Gustavo ya se encontraba transitando su carrera musical con la banda Soda Stereo. Además venía de separarse (dos años antes) de su primer esposa, la diseñadora argentina Belén Edwards. En esa época todas las mujeres caían rendidas a sus pies, sin embargo, sintió el flechazo de Cupido por Cecilia, que más tarde se convertiría en su musa inspiradora y madre de sus dos hijos: Benito y Lisa.

La relación entre Gustavo y Cecilia fue turbulenta desde el principio. A menudo se separaban y volvían a estar juntos, sus realidades en ese momento estaban marcadas por peleas intensas, pero había algo que los mantenía siempre unidos, su amor por la música y el arte.

La boda entre Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar

Entre tantas idas y vueltas, encuentros y desencuentros, Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar terminaron frente al altar. El 25 de junio de 1993 se casaron en la iglesia 'Los Misioneros de Pedro de Valdivia Norte' y la celebración culminó con una gran fiesta en el 'Club de Polo de Vitacura', donde hubo mucha diversión y festejo. Sin embargo, incluso después de casarse, la relación entre Gustavo y Cecilia siguió siendo tumultuosa. La pareja se separó varias veces, pero siempre se reconciliaban debido a su amor mutuo y su conexión profunda.

Desafortunadamente, el matrimonio entre Gustavo y Cecilia llegó a su fin en 2002 tirando abajo 20 años de historia juntos. Después de eso, Cecilia se enfocó en su carrera como actriz, fotógrafa y directora de videos. Esto fue después de haber participado en algunos videoclips de Gustavo Cerati, como en "Pulsar" y "Te llevo para que me lleves".


La separación fue difícil para ambos, pero especialmente para Gustavo, quien nunca se recuperó completamente de la ruptura. A pesar de esto, la música de Gustavo siguió siendo influenciada por su relación con Cecilia, y muchos de sus fans ven su amor como un elemento clave en la música del artista.

Cuando Gustavo Cerati cayó en coma en mayo de 2010, Cecilia Amenábar dejó todo y se mudó con sus hijos a Buenos Aires para estar cerca de él. Allí, se convirtió en una madre y padre ejemplar, dedicándose por completo al cuidado de sus hijos, brindándoles todo el amor y la contención que necesitaban en ese difícil momento. Cecilia demostró su fortaleza y dedicación al ser un pilar fundamental para su familia en esos momentos tan complicados.

Aunque su relación fue turbulenta en algunas ocasiones, su amor mutuo siempre los mantuvo juntos. La música de Gustavo siempre será recordada por su conexión con Cecilia, y su historia de amor es un testimonio duradero del poder del amor verdadero.