in

La noche que Slash casi arruina un show de Michael Jackson

La historia del legendario solo de guitarra de Slash en un concierto de Michael Jackson que generó una gran polémica. ¿Accidente o sabotaje?

La noche que Slash casi arruina un show de Michael Jackson

1991: La gira "Dangerous" y la colaboración con Slash

El año 1991 marcó un punto crucial en la carrera de Michael Jackson. Su disco ‘Dangerous’ conquistaba al mundo y su gira homónima prometía ser una experiencia sin igual.

Para darle un toque aún más especial, Jackson invitó a Slash, guitarrista de Guns N’ Roses, a participar en tres de los shows. La colaboración se materializó en las canciones "Give In to Me" y la icónica "Black or White", con Slash aportando su talento en la guitarra.

El solo de guitarra interminable: ¿accidente o sabotaje?

Uno de esos shows, en particular, se grabó a fuego en la memoria de los fans. Durante la interpretación de "Black or White", Slash se lanzó a un extenso solo de guitarra que se extendió por más de dos minutos, ignorando las señales de Jackson para que se detuviera. La situación generó confusión en el público y desató una ola de especulaciones.

Teorías conspirativas y el impacto en Guns N’ Roses

Las teorías conspirativas no se hicieron esperar. Algunos interpretaron el hecho como un accidente, mientras que otros lo vieron como un acto deliberado de Slash para sabotear el show de Jackson.

Incluso, Doug Goldstein, exmanager de Guns N’ Roses, llegó a afirmar que este incidente pudo haber contribuido a la separación de la banda a mediados de los 90. Sin embargo, Slash desmintió esta versión, asegurando que no tenía nada que ver con la ruptura del grupo.

La verdad detrás del solo interminable

Más allá de las especulaciones, la realidad es que el solo interminable de Slash fue parte de una coreografía planificada dentro del show de Michael Jackson.

El Rey del Pop era conocido por su meticulosa atención al detalle y por la constante búsqueda de sorprender a su público. Este incidente, aunque inesperado, no fue más que un elemento dentro de un espectáculo cuidadosamente diseñado.

A pesar de las explicaciones, la anécdota del solo interminable de Slash continúa alimentando el debate y la fascinación por la figura de Michael Jackson. La controversia y el misterio que rodean el hecho lo convierten en un capítulo memorable dentro de la historia del Rey del Pop, un artista que supo desafiar los límites y convertir cada show en una experiencia única e inolvidable.

Redes Sociales de GAR (@garviral):