in

La vez que David Bowie se convirtió en un extraterrestre

Descubre cómo David Bowie dejó su marca en el cine con su interpretación única como un extraterrestre en "El hombre que cayó a la Tierra".

David Bowie es conocido como una leyenda del rock, pero también fue un artista versátil que exploró otros ámbitos creativos como el cine. En 1976, Bowie protagonizó la película ‘El hombre que cayó a la Tierra’, dirigida por Nicolas Roeg, donde interpretó a un extraterrestre que llega a la Tierra en busca de agua para su planeta natal. La película no solo es una obra maestra del cine de ciencia ficción, sino que también es una pieza clave en la carrera cinematográfica de Bowie.

Bowie interpretó a Thomas Jerome Newton, un extraterrestre que se hace pasar por humano para obtener el agua que su planeta necesita para sobrevivir. Bowie encarna a Newton con una actuación intrigante y cautivadora que refleja su propia personalidad fuera de la pantalla.

David BowieEl hombre que cayó a la Tierra (1976)

La trama de la película sigue a Newton mientras intenta conseguir los recursos necesarios para su planeta natal. En el camino, se encuentra con diversos personajes que lo ayudan en su misión, pero también descubre la oscuridad de la humanidad y sus vicios. Este largometraje también explora temas como la identidad, la soledad y la mortalidad.

El hombre que cayó a la Tierra (1976) es una creación visionaria y audaz que con el tiempo logró convertirse en una película de culto para los fanáticos del cine de ciencia ficción y de David Bowie. La música también desempeña un papel importante en este éxito cinematográfico, ya que Bowie compuso la banda sonora junto con el productor Tony Visconti. La banda sonora es una mezcla de rock y electrónica que se adapta perfectamente al tono y la atmósfera de la película.


Esta película de culto combina ciencia ficción, música y una actuación excepcional de David Bowie. Es una obra maestra del cine y una de las mejores interpretaciones de Bowie en la pantalla grande. Fue un éxito comercial y se convirtió en una de las películas más icónicas del cine de ciencia ficción de los años 70.