Construyen una “bóveda del fin del mundo” para resguardar la música creada por los humanos

Se encuentra en una isla ártica entre el Polo Norte y Noruega, sus creadores afirman que resiste hasta bombas nucleares.

Parece una escena de alguna película de ciencia ficción, pero es una realidad. El Elire Management Group, con cede en Oslo (Noruega), está construyendo una bóveda para almacenar la música del mundo por durante al menos 1.000 años. Este búnker puede soportar pulsos electromagnéticos de una explosión nuclear.

Según un extenso  informe de Billboard, el “Global Music Vault” de Elire busca utilizar “almacenamiento digital preparado para el futuro” para albergar importantes grabaciones de música, que van desde el trabajo de los Beatles hasta la música indígena australiana.

Queremos preservar la música que nos ha formado como seres humanos y ha dado forma a nuestras naciones.

Luke Jenkinson – Socio Gerente de Elire Management Group

Para seleccionar qué grabaciones se almacenarán, Elire se asoció con el Consejo Internacional de Música para crear un comité global. Luego, este grupo trabajará con grupos de música nacionales y elegirá las grabaciones de música “más preciadas y queridas” de varios países. 

“Se trata de salvaguardar el futuro de la música al tener estos archivos del pasado. No se trata simplemente de poner algo en un cajón en algún lugar y guardarlo durante mil años”.

Alfons Karabuda – Presidente del Consejo Internacional de Música

El público también tendrá la oportunidad de votar sobre qué grabaciones se incluirán, pero los detalles de las elecciones aún están en secreto. Los primeros depósitos de Global Music Vault estarán programados para la primavera de 2022 y se enfocarán en la preservación de la música indígena. Los depósitos futuros incluirán grabaciones modernas, sin embargo, las empresas involucradas aún deberán solicitar la autorización de los titulares de derechos.

VER MÁS:  Amy Winehouse: se filtran las primeras imágenes de su próxima película biográfica